Saltar al contenido

Defectos congénitos: cuáles son los más comunes cómo prevenirlos

Defectos congénitos: cuáles son los más comunes cómo prevenirlos

Los defectos del nacimiento, o malformaciones congénitas, son alteraciones que afectan al embrión o feto. Estas anomalías pueden dañar el funcionamiento del cuerpo y dificultar un desarrollo normal en los recién nacidos. Según las estadísticas mundiales, cada año fallecen 303 mil recién nacidos durante las primeras cuatro semanas de vida debido a estas anomalías.

Tipos comunes y graves de defectos congénitos

Entre los defectos más comunes y graves se encuentran los defectos cardíacos, los defectos del tubo neural y las anomalías cromosómicas, como el síndrome de Down. Los defectos del tubo neural ocurren cuando la columna vertebral del feto no se cierra completamente, lo que puede resultar en daños neurológicos como parálisis en los miembros inferiores y problemas urinarios o intestinales. El mielomeningocele es el defecto del tubo neural más frecuente, seguido por la anencefalia, donde gran parte del cerebro y cráneo no se desarrolla.

Defectos congénitos: cuáles son los más comunes cómo prevenirlos

Importancia del ácido fólico

La mayoría de estos defectos son prevenibles o tratables. La Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) recomienda a las mujeres en edad fértil consumir 0.4 miligramos de ácido fólico diariamente, antes y durante la gestación, para reducir el riesgo de que los bebés nazcan con estos padecimientos. El ácido fólico es esencial no solo para prevenir anomalías congénitas, sino también para proteger los órganos, generar energía, replicar el ADN y prevenir la anemia.

¿Dónde encontrar ácido fólico?

El folato, la forma natural del ácido fólico, se encuentra principalmente en verduras verdes oscuras, huevo, cereales, frijoles, lentejas y frutas cítricas. También está presente en algunos alimentos procesados como pan, pasta y cereales enriquecidos. Dado que el ácido fólico es hidrosoluble y el cuerpo no lo almacena, es crucial un suministro continuo para mantener niveles óptimos en el organismo.

Acciones recomendadas por la SSH

Como parte de la estrategia de prevención, la SSH distribuye ácido fólico de manera gratuita en centros de salud y hospitales, promoviendo su consumo regular en mujeres de entre 12 y 45 años. Por último, la SSH recomienda a las mujeres que planeen embarazarse o inicien su embarazo, acudir a su unidad médica más cercana para recibir supervisión profesional y asegurar una alimentación saludable y el consumo adecuado de suplementos vitamínicos como el ácido fólico.

¡Opina! Escribe un comentario