Saltar al contenido

El acceso al inglés en México es desigual

Comparte esto:

Hoy en día, no hay ninguna duda de que el idioma inglés ha tomado una trascendencia tan grande tanto en el ámbito laboral como en el turístico y cultural.

En un mundo cada vez más globalizado, está lengua se ha convertido en la principal forma de comunicación entre personas de diferentes países, al tratarse del idioma más aprendido y el que predomina en los negocios, la educación y los servicios a nivel general. Sin importar el país en el que se encuentren, dos personas pueden entablar una amistad y compartir ideas e historias a través del inglés. Incluso, hay alianzas que buscan que cada vez más gente hable este idioma.

Por su cercanía con los Estados Unidos de América, se creería que México posee un alto nivel de personas que hablen este idioma, pero lo cierto es que el nivel de dominio de este idioma es uno de los más bajos del planeta. En el último informe EPI de EF Education First, se reveló que el país tuvo un ligero descenso en el dominio del inglés, un descenso que se debe en gran medida a que las clases de este idioma son poco accesibles en muchas zonas geográficas, pese a que desde hace unos años su enseñanza se ha convertido en una obligación legislada.

Existen regiones en el país con 10 por ciento o menos de escuelas que enseñen el idioma a sus estudiantes. Las razones van desde la falta de profesores acreditados en la enseñanza de una lengua extranjera, recursos didácticos limitados e incluso, en menor medida, un miedo o desinterés a aprender una lengua aparte de la materna.

Este temor a una aparente dificultad del inglés (o incluso a cualquier otro idioma) ha representado la principal barrera para que el número de mexicanos bilingües crezca de forma considerable. Lo cierto es que se trata de un temor que debe desaparecer, pues un idioma nuevo es la oportunidad perfecta para trascender y buscar mejores opciones que brinden mayores garantías a un estilo de vida. Es la misma globalización la que ha obligado tanto a estudiantes, científicos, turistas, investigadores y empresarios a salir de una zona de confort y a aprender a leer, hablar y escribir en una segunda lengua, con el inglés casi de forma obligada al ser el idioma con mayor presencia en Universidades y centros de enseñanza y con una amplia presencia en los continentes.

La brecha de género también hace acto de presencia aquí, pues son dos puntos de diferencia los que llevan los hombres por encima de las mujeres, de acuerdo con el mencionado estudio. Un punto a destacar, pues también representa un triunfo ver que más mujeres, sin importar su edad, tienen más acceso a la educación.

En un mundo que cada vez trabaja más rápido y exige las cosas con inmediatez, se ha vuelto indispensable hablar inglés y por ello hay muchas ofertas institucionales que pueden apegarse a las necesidades de sus alumnos, con ritmos y métodos casi especializados para apoyar su aprendizaje de manera óptima, así como el aporte de la tecnología para que la educación tenga presencia de manera virtual. Sin embargo, regiones como el sur del país no cuentan con los mismos recursos que las grandes ciudades, por lo que también hace falta que se capacite tanto a docentes en la enseñanza del inglés, como en infraestructura y materiales para hacer que crezca el número de angloparlantes en México.

Si bien no existe un método específico para que el dominio del inglés crezca de forma considerable, países de la Unión Europea han implementado algunas estrategias que han ayudado a que su nivel aumente, como la enseñanza del inglés desde educación básica, con metodologías con la comunicación oral como su principal eje, asignaturas obligatorias en las universidades, que se estudian a manera de tronco común, la exposición al idioma a través de películas infantiles y familiares sin la necesidad de un doblaje y pláticas en inglés con personas. Son estrategias que han ayudado a mejorar el dominio del idioma y pueden ser benéficas en un país como México.

La enseñanza desigual del inglés y cualquier otra lengua extranjera es un problema que aqueja a los mexicanos desde ya hace tiempo. Para que crezca el nivel de dominio, hace falta un cambio a todos los niveles, desde un apoyo mayor a la educación y sus maestros con infraestructura, material y capacitaciones de calidad, una óptima exposición al idioma desde casa por parte de los padres de familia y, muy importante, el deseo personal por parte de cada individuo para aprender inglés y verlo como una oportunidad para abrir más puertas que ayuden a su desarrollo profesional y personal. Es un trabajo en conjunto pero que puede mejorar las condiciones de vida de los mexicanos y ayudar al país en un mundo que cada vez más exige la comunicación con otras naciones.

  • El acceso al inglés en México es desigual
  • Próximos eventos

    Más noticias: