Saltar al contenido

Estas son las acciones implementadas por la SSH para prevenir las enfermedades transmitidas por vectores

Estas son las acciones implementadas por la SSH para prevenir las enfermedades transmitidas por vectores
Comparte

La Secretaría de Salud de Hidalgo informó sobre las acciones que emprende para el control de enfermedades transmitidas por vectores (ETV).

El monitoreo permanente se centra en la vigilancia constante de la población de mosquitos, los cuales son responsables de la transmisión de enfermedades como el dengue, el zika y el chikungunya.

Una de las herramientas más utilizadas en este contexto es la ovitrampa, un dispositivo diseñado para la recolección de huevos de mosquitos. Las ovitrampas se colocan en áreas específicas y permiten el seguimiento detallado de la densidad de la población de vectores, proporcionando datos esenciales para la evaluación del riesgo de transmisión de enfermedades.

Además, la vigilancia entomovirológica juega un papel fundamental en el monitoreo de vectores. Este método implica la captura de mosquitos vivos, los cuales son posteriormente sometidos a análisis genético para detectar la presencia de virus. A través de esta técnica, es posible identificar no solo la especie de mosquito, sino también determinar si estos insectos son portadores de virus patógenos. Esta información es vital para comprender la dinámica de las poblaciones de vectores y su relación con los brotes de enfermedades.

La realización de estudios periódicos de monitoreo de vectores permite identificar áreas de mayor riesgo, lo que es esencial para la implementación de medidas preventivas adecuadas.

Estos estudios proporcionan datos que ayudan a las autoridades de salud a priorizar recursos y esfuerzos en las zonas más afectadas, optimizando así la eficacia de los programas de control. Por ejemplo, si se detecta un incremento en la población de mosquitos en una región específica, se pueden intensificar las campañas de fumigación y educación comunitaria para reducir la propagación de enfermedades.


Comparte

¡Opina! Escribe un comentario