Fallecimiento de joven doctora en Hidalgo genera polémica, indignación, detenciones y confrontación

Fallecimiento de joven doctora en Hidalgo genera polémica, indignación, detenciones y confrontación

Detenciones, acusaciones, polémica y confrontación, es lo que ha dejado la lamentable muerte de Beatriz H. R., médica hidalguense residente del IMSS de Pachuca, que murió en extrañas circunstancias luego de ser detenida por presuntamente participar en un incidente de tránsito en el municipio de Progreso de Obregón.

Según los reportes, la joven de 29 años de edad impactó su vehículo contra varios automóviles y fue asegurada por elementos policiacos de dicha localidad, como consta en un video filtrado en redes sociales.

Horas después, la doctora fue localizada desvanecida en el área de retención primaria, mejor conocida como galeras, y fue llevada a un hospital donde perdió la vida.

Tras estos polémicos hechos, el gobierno municipal de Progreso de Obregón emitió comunicados dando la versión oficial de lo ocurrido.

De acuerdo con uno de ellos, la fallecida se encontraba en condiciones de intoxicación al momento del percance vial por el que fue detenida. Según el reporte, luego de ser asegurada tuvo una discusión con su padre y minutos después decidió suicidarse colgándose con un pedazo de tela. Según las autoridades municipales, todo quedó registrado en videograbaciones.

Sin embargo, testigos, familiares y amigos de la doctora acusan que la mujer se encontraba bien de salud al momento del percance, que incluso bajó de su vehículo para auxiliar a otras personas en su condición de médica y que fue víctima de abuso y excesos de la policía al momento de la detención, por lo que exigen justicia.

Gobierno municipal acusa persecución política

Este viernes, el gobierno de Progreso de Obregón emitió un nuevo comunicado asegurando que siete servidores públicos de ese municipio fueron “ilegalmente privados de su libertad” por agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo.

Según el documento, también fueron abordadas las instalaciones de la Dirección de Seguridad Pública municipal por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Hidalgo, donde esta mañana acudieron 10 patrullas y 50 elementos estatales para despojar de sus armas al municipio.

El gobierno municipal reprocha rotundamente las acciones tomadas por autoridades estatales, en las cuales es evidente una persecución política“, concluye el comunicado.

Nota relacionada: