México, en su momento más importante en el boxeo

México, en su momento más importante en el boxeo

El boxeo es el deporte que más ha crecido en los últimos años en el país. De hecho, poco a poco ha subido hasta ubicarse en el segundo lugar de las preferencias, solo por detrás del fútbol. Este avance es destacable porque hace siete años el pugilismo se encontraba en la cuarta casilla de popularidad.

Pese a que en 2018 registró un pequeño descenso respecto al año anterior, la aparición de nuevas figuras ha propiciado nuevamente su despegue. Ya en 2017 superó el 50 % de las preferencias y se estima que continuará en ascenso. Aún está lejos del fútbol, el “deporte rey” en nuestro país, pero que también ha perdido aceptación, principalmente, por los escasos laureles conseguidos en esta disciplina.

El dato resaltable es que el sector juvenil el que más adeptos ha ganado el boxeo. El fútbol tuvo su apogeo en 2014, tras la participación de la selección mexicana en el Mundial de Brasil. No obstante, en los siguientes años los resultados no acompañaron al equipo y más del 8 % de jóvenes perdió el interés en el fútbol. Ellos han encontrado en el boxeo una nueva pasión.

 

Presente y futuro

Los expertos prevén que la popularidad del boxeo continuará en ascenso, pues aún no la tocado techo. Además, se aguarda la aparición de nuevas camadas de peleadores. De hecho, se trata de un deporte que no inicia a tan temprana edad, a diferencia de, por ejemplo, el fútbol. La mayoría de campeones iniciaron su carrera en casa, unos guantes de boxeo para evitar daños y un costal son suficientes para dar los primeros golpes.

Ya cuando el principiante alcanza una edad considerable, puede acudir a un gimnasio para tener un entrenamiento más apropiado. Tener un entrenador es importante en los primeros años para evitar que se desarrollen malas técnicas o hábitos. Como todo deportista, necesitará de una adecuada alimentación y de la práctica de ejercicio para potenciar sus reflejos.

En la actualidad, México puede presumir de sumar cada año nuevos campeones en las distintas categorías. El jugador más representativo del país es Saúl ‘Canelo’ Álvarez, quien es el vigente campeón mundial de peso mediano en las tres organizaciones más importantes de boxeo del planeta: Super WBA, IBF y WBC.

Canelo ha firmado contratos millonarios en los últimos meses y se ha convertido en todo un ícono para los nuevos boxeadores. Pero no es el único, pues cada año también emergen nuevas figuras en esta disciplina. México se ha convertido en una importante fábrica de campeones.

El último en sumarse a esta lista ha sido Andy Ruiz Jr., quien le arrebató el título de peso pesado al británico Anthony Joshua, gran favorito en las casas de apuestas. La lucha tuvo como escenario el Madison Square de Garden en Nueva York. Andy protagonizó una inolvidable noche al vencer por nocaut técnico a Joshua en el sétimo round.

Con el triunfo de Ruiz, la lista de campeones mexicanos vuelve a subir a nueve, pues Gilberto Ramírez dejó vacante el título supermedio de la OMB, lo cual había reducido la lista de monarcas mexicanos a ocho. ‘Destroyer’ Ruiz volvió a poner los números en su lugar.

El último en obtener un título había sido Juan Francisco Estrada, quien venció en abril de este año al tailandés Srisaket sor Rungvisai en el Fórum de Inglewood, California. De este modo, el Gallo levantó el título de supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Los otros seis que completan el podio son: Jaime Munguía (peso superwelter – OMB), Miguel Berchelt (peso superpluma – CMB), Leo Santa Cruz (peso supercampeón pluma – AMB), Óscar Valdez (peso pluma – OMB), Rey Vargas (peso supergallo – CMB), Emanuel Navarrete (peso supergallo – OMB) y Juan Francisco Estrada (peso supermosca – CMB).


Síguenos en Google News