Saltar al contenido

Bomberos rescatan bello ejemplar de Aguililla de Harris en Hidalgo, especie en riesgo

Bomberos rescatan bello ejemplar de Aguililla de Harris en Hidalgo, especie en riesgo
Comparte

Una Aguililla de Harris fue rescatada en el municipio de Tula de Allende, en Hidalgo, informó la Unidad Municipal de Protección Civil y Bomberos.

De acuerdo con la dependencia, el bello ejemplar fue recuperado en la colonia San José, de dicho municipio, y lo mantienen en resguardo en tanto las autoridades expertas en el tema ambiental definen su futuro.

Bomberos rescatan bello ejemplar de Aguililla de Harris en Hidalgo, especie en riesgo

La aguililla de Harris, especie en peligro en México

La aguililla de Harris, también conocida como aguililla rojinegra, es una especie de ave rapaz que se encuentra en peligro en México. Mide de 48.5 a 53.5 centímetros total y de 102 a 120 centímetros de envergadura. Habita en zonas áridas y zonas tropicales subhúmedas y, a pesar de su imponente apariencia y habilidades de caza, esta hermosa ave está enfrentando una serie de amenazas que podrían llevarla a la extinción.

Una de las principales razones por las que la aguililla de Harris está en riesgo es la destrucción de su hábitat natural. La deforestación y la urbanización desenfrenada están reduciendo cada vez más el espacio disponible para estas aves. Sin un lugar adecuado para anidar y cazar, su supervivencia se ve seriamente comprometida.

Otra amenaza importante para la aguililla de Harris es la caza ilegal. A pesar de que está protegida por la ley, muchas personas continúan cazando estas aves por su plumaje y por deporte. Esta actividad irresponsable está diezmando la población de aguilillas de Harris y poniendo en peligro su existencia.

La importancia de la conservación

Es crucial que tomemos medidas para proteger a la aguililla de Harris y preservar su hábitat. La conservación de esta especie no solo es importante para su supervivencia, sino también para el equilibrio de los ecosistemas en los que habita.

Comparte

¡Opina! Escribe un comentario